Manipulación Neural

Manipulación Neural

La Manipulación Neural, desarrollada por los Dres. Barral y Croibier estudia las relaciones mecánicas entre cráneo/columna, como marco estructural para la dura madre y elementos neurales. Proporciona una forma de evaluación y tratamiento para localizar restricciones de los componentes durales y neurales localizados no usualmente como síntomas músculo esqueléticos.
La Manipulación Neural identifica y libera restricciones locales de los nervios mientras que al mismo tiempo examina los efectos que esas fijaciones locales tienen sobre el resto del cuerpo, y de esta manera resuelve los patrones disfuncionales de manera más comprensiva (global).
Un nervio sólo funciona correctamente cuando puede moverse libremente dentro de las estructuras que lo rodean. La Manipulación Neural facilita la conductividad del nervio y la irrigación intra neural para la respuesta local y sistémica. Conociendo la anatomía detalla de la manipulación neural se puede ver claramente el potencial para el cambio patológico cuando los nervios están restringidos
La aplicación de la Terapia Manual, para el tratamiento de los nervios, sigue los principios normales de movilidad y función. Para una optima función los nervios deben poder moverse libremente dentro de las estructuran que lo rodean.

Esta libertad de movimiento es esencial para:
Conducción nerviosa
Conducción electromagnética
Irrigación intraneural
Inervación intraneural
Respuesta local y sistemática
Fijación Neural

Cuando un nervio se fija, pierde, normalmente, su capacidad de deslizamiento y /o estiramiento. La presión intra y perineural, aumenta y al mismo tiempo cambia la consistencia. Los patrones nerviosos muestran interferencias funcionales (irrigación o conductividad eléctrica y/o electromagnética)
Con una sección más pequeña, el nervio puede endurecer. Se sienten como pequeños brotes y son muy sensibles o dolorosos al tacto. Tales ” Brotes Nerviosos” son indicación de interferencia intraneural, una sobrecarga de los puntos presión fisiológicos o una fibrosis local. Los brotes nerviosos pueden ser liberados rápidamente, a veces dentro de una sesión de terapia.

La palpación de las ramas cutáneas de los nervios periféricos puede ser útil para la evaluación, como también para las indicaciones terapéuticas. Cuando evaluamos las ramas cutáneas, si estas son sensibles o dolorosas a la presión, es que usualmente hay una fijación de ramas nerviosas más profundas.

Manipulación Neural y su Influencia sobre los Órganos

Las técnicas de Manipulación Visceral pueden afectar al aparato motriz y viceversa. Es importante observar que la liberación de los brotes nerviosos sensitivos puede tener un efecto favorable sobre el funcionamiento de los órganos viscerales correspondientes. La manipulación neural está implicada en todas las funciones del cuerpo y sin el control neural no se puede mantener cierta actividad visceral. La estimulación de nervios es procesada centralmente y devuelta al cuerpo como retroalimentación. Esta secuencia de funciones en la respuesta se lleva acabo si no hay interferencia (fijación).
Cuando las estructuras implicadas incluyen articulaciones, fascia, vísceras, cerebro y nervios periféricos, o centros emocionales, la evaluación apropiada es esencial para los buenos resultados terapéuticos. El tratamiento de una sección nerviosa normal (sin fijación) no tiene ningún efecto nocivo, no obstante puede producir una irritación nerviosa local.

Generalmente, se cree que un trauma es una lesión severa que causa daño. Esta definición abarca diversos gradientes de fuerzas externas actuando en el cuerpo. Por ejemplo, no cada traumatismo articular conduce a una fractura o luxación, que se comprueban por Rx. Desde un punto de vista médico, los pacientes son considerados a menudo perfectamente sanos, aunque no están absolutamente iguales a como eran antes de tener el trauma. Esto también es cierto para la manipulación neural y de nervios. Las lesiones traumáticas nerviosas, normalmente no muestran un cuadro clínico reconocible y bien definido. En cambio puede ser encontrado un amplio espectro de alteraciones. Debido a su inconsistencia y carencia de evidencia (con métodos de examen convencionales y por imágenes) los síntomas a menudo se pasan por alto.
A menudo las lesiones funcionales del nervio se desarrollan después de enfermedades neurotrópicas (como herpes zoster) o como resultado de malas posturas. Con mayor frecuencia, derivan de fuerzas mecánicas y energías: fricción, presión (compresión) o fuerzas de tracción (estiramiento), todas estas afectan a los nervios. Para causar lesiones, un trauma no necesita ser severo. Frecuentemente, es una cuestión de micro-traumatismo repetitivo. Por ejemplo, un movimiento no fisiológico, un esguince menor, una postura incorrecta o contractura muscular.

Los procesos patológicos pueden tener lugar intra y extraneuralmente.
Intraneuralmente el trauma afecta a distintas estructuras nerviosas:
Desmilinización, neurinoma, hipoxia de ciertas fibras (en los tejidos de conducción nerviosa)
Cicatriz epineural, edema perifascicular, fibrosis, irritación del espacio aracnoideo, (en el tejido conectivo nervioso)
Estas categorías de patología se encuentran raramente aisladas. Normalmente encontramos algunas juntas en la clínica. Los trastornos extraneurales son causados principalmente por estrechamiento del canal espinal. El trauma puede también afectar el “brote nervioso ” o una intersección funcional del tejido nervioso. Por ejemplo, un nervio o un hematoma epidural, una fijación del tejido epineural, una adherencia de la dura en el canal espinal, así como puede producir por la presión causada una inflamación del hueso o músculo.
Los trastornos de la función intra y extraneurales pueden producirse frecuentemente en cadena. En nuestra opinión, están estrechamente conectados con una disfunción de fijación neural y/o aún causada por ella. Nuestra mirada es tratar esta clase de fijaciones con técnicas manuales o por lo menos reducir al mínimo sus resultados negativos.

¿Cómo ayuda la Manipulación Neural?

La respectiva medula espinal y/o estructuras cerebrales podrían ser también irritadas con interferencias. Un tratamiento del nervio periférico puede influenciar esas también llamadas áreas facilitadas y por lo tanto provocar un efecto común o sistémico. Los tratamientos manuales son básicamente eficaces debido a sus efectos mecánicos que causan estímulo neural, que pueden ser transmitidos a nivel local o central. La manipulación neural manual cambia la presión intra y extraneural, mejorando la función simpática de los vasos sanguíneos debido a la auto-inervación de los ganglios simpáticos y a la inervación del tejido conectivo perineural, ambos de los cuales son afectados tanto con tratamiento como con fijaciones en las envolturas del nervio.

¿Cómo se lleva a cabo la Manipulación Neural?

El tratamiento de los nervios es a través de la aplicación de una presión precisa. La tensión del perineuro y del resto de los tejidos conectivos nerviosos se transmite hacia abajo de las raíces, por lo tanto el contacto distal tiene un efecto mecánico central y reflexogénico.